Cómo hacer una tarjeta de navidad 3D, original y a mano



¡Buenas lectores y lectoras! 💙 ¿Cómo ha ido la semana? 
Sí, por fin han llegado las navidades, ¡ya es nochebuena! 🎄 Qué ilusiónnnnn 😀 Qué rápido pasa el tiempo, ¿verdad? Bueno, lo primero de todo agradeceros a los que le dedicáis un momentito a leerme y, sobre todo hoy que al tratarse de ser viernes y Nochebuena... ¡toméis un tiempecito para leer el blog!

Hoy os traigo una nueva IDEA CREATIVA nada más y nada menos que para las NAVIDADES. Esta idea creativa la pusimos a su vez en marcha en un taller que llevamos a cabo con los niños y niñas, por lo que también podréis encontrar esta entrada en la sección de recursos didácticos.

Pues bien, el post de hoy está destinado para los que os interese hacer una tarjetita navideña original y creativa, muy mona para algún familiar o amigo, o bien para que puedan hacerlo vuestros sobrinos o hermanos... ¡quien quiera! Totalmente sencillo y con un resultado precioso y original, algo así:




¿Qué os parece? Bueno, vamos a ir paso por paso para hacer esta tarjeta navideña 3D, es muy sencillo, simplemente el truco está en los dobladillos para el árbol y ya está, lo demás puede volar de vuestra imaginación.



MATERIALES

- Cartulina para la tarjeta navideña
- Folio del color que quieras para el abeto (si queréis un abeto verde, 
recordad coger la cartulina de otro color que destaque).
- Pegamento de barra
- Pegatinas de estrellas, rotuladores...etc. 
- Tijeras
- Regla
- Lápiz




1) Primero empezaremos con el abeto. Cogeremos el folio de color escogido y trazaremos varias lineas verticales finas, pero de forma ascendente. Es decir, trazaremos dichas líneas de forma que obtengamos unas columnas cada vez de mayor grosor. Realizaremos tantas columnas como queramos para partes de nuestro árbol de navidad. Lo recomendable son 4 o 5 columnas. RECORDAR: de más fino a más grueso.



2) Una vez que tengamos hechas las columnas, hacemos dobladillos desde la parte superior del folio, perpendicularmente a los trazos realizados anteriormente. Así sucesivamente hasta llegar hasta el final del folio, consiguiendo así muchos dobladillos en toda la hoja (como si hiciéramos una especie de abanico). 




3) Tras esto, observaremos en la cara del primer doblado las líneas que trazamos al principio, por lo que deberemos de cortar con las tijeras justo en las mismas líneas. De esta forma, conseguiremos varias piezas del folio en tiras y en forma de zig zag (por el doblado que hicimos en el paso anterior). Otra forma se podría realizar también cortar varias tiras del folio (de finas a gruesas) y, en esas propias tiras, hacer dobladillos para que se quede en forma de zig zag, ésto como prefiráis, nosotros hemos llevado a cabo con los niños el primer método ya que así no tenían que estar doblando cada tira. Mucho más sencillo y eficaz.



4) Cuando ya tengamos todas las tiras en zig zag para nuestro árbol navideño, pasaremos a utilizar la cartulina para la propia tarjeta donde la doblaremos por la mitad. Con ello, daremos paso primero a decorar la portada a nuestro gusto, ya que si nos lanzamos a colocar ya las tiras en el interior de la tarjeta, será incomodo poder realizar la portada. Así, los niños podrán dibujar y pintar cómodamente sin el grosor de las tiras que ocupa en el interior una vez pegadas.




5) Una vez terminada la portada a nuestro gusto (utilizando todos los recursos materiales que queramos, como por ejemplo las pegatinas de estrellas, como podéis observar en las imágenes), empezaremos con el árbol de navidad del interior de la tarjeta. 


Para ello, colocaremos la primera tira más fina y pequeña en la parte de arriba del árbol, irá ascendiendo de arriba a abajo. 

¿Cómo lo pegamos? Muy sencillo, todas las tiras irán pegadas cada solapa del principio y del final entre la linea del medio de la tarjeta, es decir, el doblado central que hicimos anteriormente por la mitad. Esto es importante para que podamos cerrar y abrir correctamente, tomando forma de 3D. 



IMPORTANTE: se deberán de pegar las primeras caras a la cartulina de forma que podamos apreciar de frente el zig zag como formas de "M" o "W", ya que si lo pegamos del otro lado, saldría como una especie de "acordeón" y, de esta forma, no podremos cerrar correctamente la tarjeta.





    ↞  NO 

SI 



      


6) Para terminar, cuando ya le hayamos dado forma y logrado nuestro abeto navideño, podremos seguir decorándolo a nuestro gusto, añadiéndole una estrella en el pico del árbol, un tronco marroncito, un texto para desear las felices fiestas de navidad... ¡Lo que se nos ocurra! ¡Y ya está! Muy sencillo a la par que original y creativo. ¿Qué os ha parecido? Aquí os dejo algunas fotitos de mis niños y niñas de su tarjeta final.









¡Y hasta aquí el post de hoy! Espero que les haya gustado mucho y os sea útil para animaros a hacerlo con los peques o bien vosotros mismos en estas Navidades 😀 🎅 ¡Y nada más! ¡A disfrutar mucho de la Nochebuena lectores/as! 🍷🍻  Un abrazo enorme.


¡FELIZ NAVIDAD!


Comentarios

Entradas populares